miércoles, 27 de enero de 2021

CEREBRO SECUESTRADO: LUDOPATÍA

 



La ludopatía es una patología que consiste en la alteración progresiva del comportamiento de la persona que experimenta una necesidad incontrolable de jugar, por encima de cualquier consecuencia negativa. Se le reconoce como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud y por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA).

La ludopatía tiene relación con los juegos que tienen capacidad adictiva, donde hay poco tiempo entre la apuesta y el premio conseguido. Tienen lugar en bingos, casinos y juegos online.

Es patológico cuando  la persona piensa, vive y actúa en función del mismo, dejando de lado otras necesidades u objetivos.

El ludópata presenta los mismos rasgos que un adicto:

- Repetición de una conducta o acción que resulta placentera y aumento de su frecuencia para obtener los efectos deseados.

- Pérdida de control de la persona.

- Aparición del síndrome de abstinencia si se interrumpe el hábito  (incapaz de resistir el  impulso a jugar). Conlleva graves problemas de dinero, pérdida del trabajo, crimen o fraude, y daño a las relaciones familiares.

 Causas

-          Genética

Se ha constatado que los hijos de padres jugadores tienen mayor riesgo de acabar siendo ludópatas que los hijos de personas no jugadoras. No obstante, el juego no es un rasgo físico o psíquico que se transmita de padres a hijos, sino que lo que el hijo hereda es una cierta propensión a hacerse adicto en caso de exponerse al juego.

-          Entorno familiar y social

El entorno más directo (padres y educadores) representa el modelo de aprendizaje e imitación de muchos jóvenes. Si se fomenta el juego sin restricción o se practica como un hábito normal dentro del entorno, existe el riesgo de que más adelante el joven se convierta en un jugador patológico. Por otro lado, el entorno social (amistades y grupos sociales en general), unido a un problema o falta de asertividad, también puede suponer un factor de riesgo.

-          Problemas psicológicos y sociales

Las personas que estén pasando por momentos de inestabilidad psicológica o que tenga problemas personales y sociales representan un grupo de riesgo importante a la hora de desarrollar ludopatía. El juego puede servir de escape para huir de la realidad y acabar convirtiéndose en un hábito patológico necesario.

Muchos de éstos juegos están pensados para enganchar, si los jugadores asocian ese hábito a momentos determinados, como una pausa para tomarse el café o cualquier tipo de ocio y disfrute, se refuerza la acción de jugar y se puede llegar a convertir en una necesidad.

En algunos casos, existe publicidad que se lanza de forma constante y que refuerza la idea de que el juego puede ser un medio para resolver problemas económicos y otro tipo de situaciones conflictivas derivadas de la escasez económica. 

 

Síntomas

Se comienza un período de autodestrucción. Los signos que pueden indicar un caso de ludopatía son:

_ Abandono de la vida laboral y social: el juego empieza a ocupar un lugar importante en la vida de las personas, se despreocupan de su vida laboral y de sus relaciones sociales. Presencia de una conducta pasiva y reservada. Acudir al casino frecuentemente, apostar en internet, pueden ser síntomas de juego patológico.

_ Problemas económicos: Falta de dinero, gastos imprevistos, préstamos, etc. La persona jugadora puede recurrir a la mentira para eludir responsabilidades y ocultar las consecuencias.

_ Trastornos de ansiedad y depresión: Su mente está preocupada por las apuestas, por tener dinero para apostar  y  ganar. Si no tiene acceso al juego, puede provocarle trastornos de ansiedad.  Los problemas económicos, mentiras acumuladas, el deterioro de las relaciones sociales y familiares, y el resto de situaciones conflictivas que conlleva el juego patológico, pueden conducir a una depresión.

 _ Cambios en la personalidad: como irritabilidad, falta de comunicación o, incluso, agresividad. 

Tratamientos

Una combinación de tratamientos es lo más efectivo:

ü    La terapia farmacológica es de gran utilidad, ya que los medicamentos ayudan a frenar los impulsos y a manejar los sistemas de regulación de la conducta

ü  La psicoterapia individual, cuyo objetivo es reforzar las conductas positivas y suprimir las negativas.

oCComo punto de partida hay que reconocer el problema y querer resolverlo.  El entorno familiar y social desempeñan un papel crucial.

ü  Restringir el dinero: evitar que el paciente ludópata vaya solo al banco, impedir que acuda a casinos, etcétera. Además, muchas veces el juego sustituye carencias, por lo que hay que intentar reforzar ciertos factores, como las habilidades sociales o la autoestima, para darle al individuo ese pilar que le falta y que, de alguna manera, encuentra en el juegos. 

 Ps. Rocxana Croce.





viernes, 1 de enero de 2021

365 Nuevas Oportunidades

 

El escritor y poeta alemán Hermann Hesse decía: "Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible".

Por ello tenemos cada año 365 nuevas oportunidades.

 

365 oportunidades para seguir, para crear, para madurar, para aprender y desaprender, para reinventarnos, para perdonar.

 

Son 365 oportunidades para estar más cerca de uno mismo, para emprender el  viaje interior donde nos reencontremos, donde nos aceptemos, donde nos tratemos con respeto, donde nos valoremos.

 

Son 365 oportunidades para intentar nuevas cosas, para arriesgar, para correr riesgos...sin perder el norte de nuestras vidas.

 

Son 365 oportunidades para desarrollar nuestra motivación, nuestra actitud firme y determinante para conquistar nuestras metas.

 

365 oportunidades para cerrar ciclos en las áreas que sean necesarias y abrir otros capítulos, otras opciones  que le den continuidad y sentido a nuestra existencia.


 Son 365 oportunidades para ser feliz, para escribir nuestra propia historia de vida, llenándola de experiencias y de aprendizajes significativos que enriquezcan nuestra vida.

 

Ps. Rocxana Croce P.


Adiós 2020



De nuestros miedos nacen nuestros corajes y en nuestras dudas viven nuestras certezas.

Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios otra razón.
En los extravíos nos esperan hallazgos, porque es preciso perderse para volver a encontrarse.

Eduardo Galeano

Ps. Rocxana Croce.

Fuiste un año que de una u otra manera nos cambió la vida a todos.

Un año donde hubo incertidumbre, miedos, muchas pérdidas de toda índole, pero las más tristes fueron aquellas de los seres amados. Yo perdí a mi querida madre.

Alguien dijo que nadie pega más fuerte que la vida y la vida este año nos golpeó sin piedad, todos quedamos un poco quebrados, algunos podemos decir que hasta pulverizados.

Hay quienes están tan trastocados que han perdido incluso las ilusiones.

Sin embargo la vida es el PRESENTE, es mirar hacia adelante.

Entiendo por mi trabajo, a quien ha perdido la motivación, el interés, las ganas de vivir; a quien ya no espera nada, a quién tiene el alma hecha girones.

Entiendo a quien se siente angustiado, quién cree que no podrá ya recobrar la vida de antes.

Lo entiendo porque a veces yo misma lo siento.

Pero hay una fuerza interior que brota a través de los latidos de mi corazón, que fluye como la sangre y que me recuerda qu aunque a veces duele la vida, aún sigo respirando.



 

CÓMO REPERCUTEN LAS HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA EN LA ADULTEZ

Ps. Rocxana Croce P. Las bases de nuestra personalidad se desarrollan en la infancia y la niñez. Por tanto, cualquier conducta o cualquier h...