miércoles, 29 de enero de 2020

DESCONEXIONES VITALES



No olvides cuidarla por si mañana en vez de verla te toca imaginarla. Gabriel García Márquez.
A veces es necesario darnos un tiempo para nosotros, atendernos, ser los principales protagonistas de nuestras vidas.
No es ser egoistas, es cuidarnos y estimarnos. Ir por encima de la rutina, de lo cotidiano, de lo habitual.
Es preciso romper con aquello que nos marca la pauta del día a día con el único afán de permitirnos un momento de relax, de contacto con la naturaleza, con el entorno mágico de lo bello que nos ofrece el universo y que muchas veces pasamos por alto, por la prisa, por la costumbre de ir con las gafas mentales.
Y no es necesario dar grandes saltos, correr grandes distancias, invertir significativas cantidades de dinero; es simplemente aprovechar lo próximo, lo cercano pero que nos da la posibilidad de un cambio, de oxigenar nuestra mente y nuestro corazón y recargarnos de energía y vitalidad.
A veces necesitamos un tiempo para apagar la luz, para bajar el volumen, para no atender a nadie y a nada, para desconectarnos y estar con nosotros mismos, un tiempo para sincerarnos y reencontrarnos en nuestra propia esencia.
Ps. Rocxana Croce P.


CÓMO REPERCUTEN LAS HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA EN LA ADULTEZ

Ps. Rocxana Croce P. Las bases de nuestra personalidad se desarrollan en la infancia y la niñez. Por tanto, cualquier conducta o cualquier h...