viernes, 6 de noviembre de 2020

Disonancia cognitiva. Pensar de una manera y actuar de otra.

 Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra… 

El termino Disonancia Cognitiva ha sido detallado por el psicólogo norteamericano Leon Festinger en 1957 en su libro “Teoría de la disonancia cognitiva”.

Sucede cuando nuestras ideas entran en contradicción con nuestras conductas.

Por ejemplo, una persona que se propone dejar de jugar en el casino porque sabe que le está trayendo problemas financieros y familiares. Frente a la invitación de una amiga  para ir al casino, cede fácilmente y termina yendo con ella. Regresa se siente mal, incomoda, incluso su familia le hace alguna observación sobre su comportamiento.  La persona entonces se justifica con pensamientos como: salí a distraerme; no haber aceptado la invitación sería un desaire a mi amiga; habían muchas personas jugando… de esa forma justifica su conducta, una especie de autoengaño para justificarse.

Esta es una disonancia cognitiva porque está quebrando un propósito: dejar de jugar en el casino.

La disonancia cognitiva se refiere a la tensión, malestar o incomodidad que percibimos cuando mantenemos dos ideas contradictorias o incompatibles, o cuando nuestras creencias no están en armonía con nuestra conducta, con lo que hacemos.

Esta tensión interna o disonancia nos hace ser conscientes de la necesidad de resolver dicho conflicto para vivir con mayor armonía.

¿Qué podemos hacer?

Cambiar la conducta

Cambiar de pensamientos o creencias previas

Añadir nuevas informaciones, ideas, argumentos o conocimientos que encajen mejor.

La disonancia cognitiva en terapia ayuda a las personas a cambiar sus actitudes y conductas no saludables para ayudar a la persona a ser más consciente y desafiar las actitudes y comportamientos. La mayoría de estas técnicas están relacionadas con el enfoque Cognitivo Conductual en temas como la motivación, la toma de decisiones, el cambio de actitudes por ejemplo.

Cabe indicar que no se producirá disonancia cognitiva si la persona se siente obligada o forzada a hacer algo en contra de su voluntad. Esta se da solo cuando las personas tienen libertad de elección al realizar la conducta. 

La idea finalmente es mantener un equilibrio: la coherencia entro lo q pensamos y lo que hacemos.

La disonancia cognitiva no es mala en sí, nos sucede a todos, pero hay q tratar de resolverla o modificar nuestras creencias y abrirnos a otras posibilidades.

Ps. Rocxana Croce P.

CÓMO REPERCUTEN LAS HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA EN LA ADULTEZ

Ps. Rocxana Croce P. Las bases de nuestra personalidad se desarrollan en la infancia y la niñez. Por tanto, cualquier conducta o cualquier h...