sábado, 31 de agosto de 2019

UN CLAVO NO NECESARIAMENTE SACA OTRO CLAVO


No mires atrás con arrepentimiento, avanza con esperanza


El término de una relación afectiva implica en el mejor de los casos un tiempo de espera, de pausa, de ordenamiento de los afectos, sobretodo del amor.

Pero a veces esto no sucede y nos encontramos en el consultorio con personas que ni habían terminado de cerrar la etapa de un vínculo de pareja,  ya están involucradas en otra relación, con una premura sorprendente que no se dan tiempo siquiera para terminar el proceso de manera ordenada.

Y es que lo más importante es permitirse un espacio, un tiempo donde mejor es no entablar un nuevo vínculo que ponga en riesgo nuestra propia estabilidad y tranquilidad psicológica.

Tomar conciencia de la ruptura, analizar el proceso. permitirse expresar los afectos, las emociones, los sentimientos, requiere de un tiempo personal, donde no hayan presiones externas o idealizar una nueva relación donde se deposite las expectativas como tabla de salvación de una frustración reciente. Porque no necesariamente una nueva relación va a ser garantía de que funcione si o si.

¿Y por qué a algunas personas les cuesta tanto seguir el proceso?

- Posiblemente porque no aprendieron a estar con ellas misma, ser su propia compañía, su propio coach.
- O porque tienen miedo a sentir el dolor y se resisten a dejar  aquello que posiblemente ya murió.
- Porque tienen miedo de seguir el proceso de un duelo, y no admiten que hay que enfrentar la ruptura (negación).

Tomemos las cosas con calma. No porque una relación no funcionó, implica que siempre será así.
En todo caso, no forcemos, no apresuremos, respetemos nuestros tiempos y nuestros ritmos.

Ps. Rocxana Croce

viernes, 16 de agosto de 2019

NUESTRA CAJA DE HERRAMIENTAS EMOCIONALES


"Cuando la única herramienta que tienes es un martillo, todo parece un clavo"  Abraham Maslow.

Un problema puede ser abordado de distintas maneras, pero por lo general nos centramos en una sola respuesta y no siempre es la solución correcta.

El esquema de pensamiento de ver las cosas desde solo un punto de vista es limitante e inflexible, es aferrarse a una sola idea sin considerar otras opciones, que incluso puede llevarnos al error.

Pongamos atención a los recursos que poseemos y con los cuales podemos analizar y solucionar un problema, porque la misma herramienta o solución, no funciona para todo.  Esto muestra capacidad de adaptabilidad y solución de problemas.

Es necesario ejercitarnos en otras formas de abordar las situaciones, seamos más arriesgados, más creativos, más reflexivos, posibilitemos los cambios que son parte del aprendizaje en la vida e implican madurez y crecimiento personal.

Nuestras creencias y paradigmas limitantes, disminuyen la cantidad de herramientas que disponemos para vivir. Por el contrario, en la medida que una persona posea mayor número de herramientas psicológicas, humanas, espirituales, contará  con más alternativas para llevar una vida equilibrada y feliz.

Tengamos nuestra caja de herramientas de vida provista de no solo un martillo, integremos más habilidades que nos posibiliten dar mejores respuestas a los problemas cotidianos. 

Ello nos permite crecer como seres humanos, con mayores alternativas (herramientas) para tener una vida más equilibrada. 

Ps. Rocxana Croce.


viernes, 2 de agosto de 2019

Tu mejor maestro, tu último error



Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios. Alexander Pope.

No siempre seremos los mismos. La vida de por sí es dinámica, cambiante y nosotros somos parte de ella.

Nos asiste el derecho a la transformación personal, aún a costa de dejar la piel por otra piel en búsqueda del bienestar, de sentirnos bien con uno mismo, de ser genuinos, de aceptarnos en nuestras virtudes y en nuestros defectos,  de evolucionar. 

Tenemos derecho a equivocarnos, a volver a intentarlo, volver a empezar una y otra vez, con terquedad si es necesario.

Fallar, errar, es parte de la vida y no implica necesariamente perder; porque puede ser el punto de partida de una nueva oportunidad, de nuevos horizontes.

Pero cuidado de tropezar con la misma piedra, la idea es no persistir en el error una y otra vez.

Lección dada, lección aprendida! 

Que nada ni nadie nos impida buscar la felicidad, incluso a costa de volver a empezar.

Ps. Rocxana  Croce P.

CÓMO REPERCUTEN LAS HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA EN LA ADULTEZ

Ps. Rocxana Croce P. Las bases de nuestra personalidad se desarrollan en la infancia y la niñez. Por tanto, cualquier conducta o cualquier h...