miércoles, 16 de febrero de 2022

Depresión y Ansiedad

 


A menudo se confunde la depresión con estar triste o “bajoneado”.

La DEPRESIÓN se caracteriza por tener sentimientos de ansiedad y/o tristeza, apatía o irritabilidad la mayor parte del tiempo, aunque no haya causa aparente.

También se relaciona con otros síntomas, como:

-        - Trastornos del sueño.

-        - Trastornos del apetito.

-        -  Molestias estomacales o intestinales.

-        -  Dolores de cabeza.

-        -  Dificultad para concentrarse.

-        - Sentimientos de soledad.

-        -  Cansancio continuo, etc.


-       El trastorno de ANSIEDAD incluye síntomas que pueden variar mucho de una persona a otra. 

 es No es solo la sensación de nerviosismo, sino síntomas como:

-       - Preocupaciones y miedos intensos, a menudo irracionales.

-       - Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe.

-        - Episodios repentinos de miedo o terror (ataques de pánico).

-        - Fobias.

-        - Ansiedad social y evitación de ciertas situaciones que pueden desencadenar malesta

DESENCADENANTES

Trastornos como la depresión o la ansiedad puede aparecer sin causa aparente, suele tener su origen en circunstancias de la vida que no se han resuelto adecuadamente o provocan un grave estrés de forma continuada. Sin embargo, es común que estos desencadenantes ocurrieran mucho tiempo antes de que se llegue a detectar la ansiedad o la depresión, por lo que a veces es difícil localizarlos.

En ocasiones, pueden aparecer en circunstancias puntuales que pueden resolverse de forma espontánea. Por ejemplo, ante la pérdida de un puesto de trabajo, una ruptura sentimental, una mudanza y otras situaciones de cambio brusco o no deseado.

No obstante, a menudo el estrés crónico es consecuencia de circunstancias vitales que la persona afectada no puede remediar. Por ejemplo, es habitual entre las personas que cuidan de un enfermo dependiente o que se encuentran en situación de exclusión social o económica.

En los últimos tiempos,  el mundo  se ha visto en mayor o menor medida afectada por el virus  COVID-19. Desde que se desencadenó la crisis y especialmente a causa de las medidas de confinamiento, los síntomas de depresión y ansiedad aumentaron, afectando a muchas personas.


LA RELACIÓN ENTRE DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

Estas dos patologías pueden coexistir en muchos casos.

La ansiedad puede presentarse como un síntoma de depresión clínica, De hecho, más del 50% de los pacientes depresivos tienen ansiedad.

Pero también puede suceder que se desencadene una depresión a causa de un trastorno de ansiedad, como en el caso del trastorno de ansiedad generalizada (TAG).

Especialmente si no se trata adecuadamente y se mantiene la situación de forma prolongada.

La ayuda por parte de profesionales de la salud mental es muy eficaz conteniendo y revertiendo estos síntomas.

Con el tratamiento adecuado, puedes evitar que la ansiedad y la depresión se apoderen de tu vida.

CÓMO REPERCUTEN LAS HERIDAS EMOCIONALES DE LA INFANCIA EN LA ADULTEZ

Ps. Rocxana Croce P. Las bases de nuestra personalidad se desarrollan en la infancia y la niñez. Por tanto, cualquier conducta o cualquier h...