domingo, 30 de enero de 2011

Lo bueno de llorar

Llorar es una función que puede servir para demostrar emociones diversas.  Desde llorar por alegría, por rabia, por aflicción, por estrés.....desencadenantes hay muchos.

Pero en todas ella se cumple un efecto catalizador, donde no solo se liberar adrenalina, una hormona que segregamos en situaciones de estrés, sino también toda aquella tensión o carga que nos invade en determinadas circunstacias de la vida.
Parece ser cierto que la mujer llora más que el hombre, pero lo que interesa finalmente es que es una función liberadora.

El  doctor  William Frey, del Saint Paul Ramsay Medical Center, en Minessota, asegura que los gestos de la risa y el llanto son muy similares  y “una buena  llorada” alivia tensiones, elimina la tristeza y permite que una persona  se conozca mejor a sí misma y se relacione de una forma más honesta con los demás. 

“llorar" no sólo viabiliza el desahogo y la distensión de las emociones, sino que permite a una persona ver con claridad; pues las penas obstruyen el intelecto.”

No es débil quien llora y si bien reir es saludable, llorar lo es también  y   no dejes para mañana las lágrimas que puedas derramar hoy.