martes, 22 de noviembre de 2011

Se dice que:

Los psicologos...

No enferman, somatizan.

No estudian, subliman.

No tienen ocurrencias, tienen insight.

No se equivocan, tienen actos fallidos.

No cambian de idea, resignifican.

No hacen disparates, despliegan su creatividad.

No hablan, verbalizan.

No conversan, puntuan.

No responden, interpretan.

No dicen estupideces, asocian libremente.

No se desahogan, hacen catarsis.

No te tranquilizan, te contienen.

No son pesados, tienen una ligera compulsión a la repetición.

No resuelven sus problemas, elaboran sus conflictos.

No se enamoran, hacen transferencia.

No padecen ni se sienten mal, atraviesan por una crisis

No tienen sexo, liberan la libido.

Y es aquí donde nos damos cuenta que no todos nacimos para lo mismo

El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales. José María Rodero Es prob...