jueves, 21 de febrero de 2019

MALENTENDIDOS


"Entre lo que pensamos, lo que queremos decir, lo que creemos decir, lo que decimos, lo que queremos oír, lo que oímos, lo que creemos entender y lo que entendemos, existen nueve posibilidades de no entenderse"

"Mi prima pasó a  mi lado y no me saludó, ni que yo fuera invisible.  La próxima vez mejor ni la miro o espero que ella me salude."

"Mi esposo me pidió que le pase unas galletas de esas que me toman muchas horas prepararlas; no me hizo ningún comentario, es más, ni me dio las gracias! Seguro mis galletas estaban desabridas.... o ya no me quiere."

"El nuevo administrador es bien serio, no habla casi, parece sobrado."

El saludo, las galletas, el administrador  son ejemplos de las veces que tendemos a sacar conclusiones apresuradas en base a interpretaciones que no necesariamente se ajustan a la realidad.

Tiene mucho que ver en éste tema el peso de las experiencias pasadas que influyen en nosotros, en la interpretación subjetiva más que racional que le demos a los hechos.

Si ya de por si es complicado entender las intenciones de las otras personas, es necesario entendernos nosotros mismos en nuestros pensamientos y conclusiones sobre lo que sucede, esto evitará un  malentendido y perder amistades, trastocar afectos, entorpecer vínculos, marcar distancias que se tienden incluso  a alargar en el tiempo en base a ideas erradas, que no  siempre concuerdan con la verdadera intención de la otra persona.

Vemos entonces la riquísima complejidad de la comunicación humana que puede llevarnos a los malentendidos, pero también a un encuentro lleno de entendimientos. 

Si juzgo menos, si pregunto para entender, si finalmente controlo mis pensamientos negativos, harán que las posibilidades de comprender sean mayores y de esa forma conservar las relaciones interpersonales en el tiempo.

Ps. Rocxana Croce P.


viernes, 1 de febrero de 2019

NO HAY CUERPO FEO, NO HAY CUERPO PERFECTO

Nos enseñaron desde niños
cómo se forma un cuerpo
sus órganos sus huesos
sus funciones sus sitios
pero nunca supimos
de qué estaba hecha el alma
¿será de sentimientos 
de ensueños de esperanzas?
¿de emociones de tirrias 
de estupores?
lo cierto es que ignorada 
el alma arde en su fuego
tiene espasmos oscuros
punzadas de ternura
suburbios de delirio... 
Mario Benedetti

Todo depende con los ojos que uno se mire y es verdad, porque en una sociedad donde se rinde culto a la belleza escultural, la perfección, las medidas perfectas, poco o nada queda para un cuerpo natural, o no "trabajado".

Y es que no todos los cuerpos son hermosos ni todos los cuerpos son feos, simplemente hay cuerpos a los que uno pone mas atención, más cuidado; otros no tanto o nada de atención y eso es reflejo de nuestra propia valoración, la propia estima personal o simplemente el interés que le coloquemos a determinados aspectos de nuestras propias vidas.  

La diversidad se da también en éste sentido, en que se aprecie y acepte que no siempre mantendremos el mismo cuerpo, el mismo físico, porque los cuerpos cambian con el tiempo, que hay que saber ir a la par del paso de los ciclos vitales, aceptando las huellas que van quedando en nuestra piel, con respeto, que no es igual a resignación.

Claro está que cuando uno se va a los extremos, ya sea por una delgadez, o un exceso de peso; ello implica una conducta de riesgo; por tanto, es necesario actuar con responsabilidad y consciencia.

Porque cuando existe confianza en uno, no hay presión que nos doblegue.

Ps. Rocxana Croce P.

Y es aquí donde nos damos cuenta que no todos nacimos para lo mismo

El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales. José María Rodero Es prob...