viernes, 25 de noviembre de 2022

El dormir

 

La cantidad de sueño requerida por la persona promedio es cinco minutos más”

Wilson Mizner

 ¿Qué tan importante es dormir?

Dormir es una necesidad fundamental e implica la reposición de energía para mantener la mente y el cuerpo sanos.

Dormir lo suficiente es crucial, ya que ayuda a nuestro cuerpo de varias maneras: desde contribuir a un crecimiento saludable en bebés y niños hasta mejorar nuestro bienestar físico y mental.

La cantidad de horas de sueño que se necesita dependerá de varios factores. Por ejemplo:

-Los bebés (menores de dos años) necesitan alrededor de 16 horas por día

-Los niños pequeños y de preescolar (de dos a cuatro años) necesitan unas 12 horas

-Los adolescentes necesitan aproximadamente nueve horas de sueño por día

-Los adultos (mayores de 18 años) necesitan siete u ocho horas

-Las mujeres embarazadas suelen necesitar más descanso durante el primer trimestre de gestación.

Por supuesto, esto puede variar entre una persona y otra. Algunos adultos pueden con tan solo cinco horas estar descansados, mientras que otros pueden necesitar de 8 a 10 horas. Pero además es importante  la  calidad de sueño  y en un horario uniforme todas las noches, como hábito.

Sin embargo, a veces no es fácil conciliar el sueño, si esta conducta es persistente, entonces hay que acudir al especialista, porque La falta de sueño afecta la actividad cerebral, modificando el nivel de memoria, lenguaje y el proceso de solución de problemas.  La excesiva pérdida de sueño, continua o fragmentada, es acumulativa trayendo como resultado problemas durante el día.


¿Qué cosas podrían impedir el dormir bien?

El estrés que se padece, problemas personales o preocupaciones, tomar mucho café, estimulantes o energizantes, hacer ejercicios físicos momentos antes de dormir, algunas enfermedades  preexistentes como el asma, rinitis, etc.) medicamentos, los mismos trastornos del sueño como la apnea que es un trastorno en el cual la respiración se interrumpe de forma repetida, tiempo suficiente para perturbar el sueño evidenciando somnolencia durante el día.

Por otro lado, el insomnio que es la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido por la noche.   Muchos adultos experimentan insomnio a corto plazo (agudo), que dura unos días o algunas semanas. Por lo general, se debe a estrés o a un acontecimiento traumático. Pero algunas personas sufren insomnio a largo plazo (crónico) que dura un mes o más. El insomnio puede ser el problema principal o puede estar asociado a otras afecciones o a medicamentos.

 Algunas consecuencias de los problemas de sueño pueden ser:

- La afectación de  muchas "funciones cognitivas", que son nuestras habilidades mentales, es decir, cómo pensamos y razonamos.

- pueden bajar nuestros niveles de atención, concentración y memoria, disminuyendo nuestro rendimiento académico e incluso nuestra capacidad de planificar con claridad.

- Se experimenta cambios en el estado de ánimo como: Irritabilidad y ataques de ira, Intranquilidad, Impulsividad, y hay un Mayor riesgo de depresión y ansiedad.

- No dormir lo suficiente también puede tener efectos de gran alcance en nuestra salud física. Dormir pocas horas con regularidad podría aumentar el riesgo de sufrir distintos tipos de enfermedades o problemas y afectar nuestro sistema inmunológico,  siendo más vulnerables a enfermedades comunes como resfriados y gripe.


Beneficios de dormir lo suficiente:

1ro- Mejora la concentración y la memoria

Cuando dormimos, nuestras células nerviosas tienen la oportunidad de regenerarse para funcionar de la mejor manera. Esto puede ayudar a fortalecer nuestro cerebro y mejorar nuestra capacidad de pensar con claridad.

Si estás estudiando en la universidad o haciendo muchas capacitaciones en el trabajo, ¡toma nota! Es vital que duermas lo suficiente por la noche cuando intentes asimilar nueva información, ya que somos más capaces de procesar y retener datos cuando descansamos bien. Nos permite Pensar con más claridad y desempeñarse mejor en el trabajo y en los estudios.

 2do. Ayuda a reparar y sanar

Durante una fase del sueño, el  cuerpo desarrolla músculos, repara tejidos y estimula su sistema inmunológico, lo cual es excelente después de una ejercitación intensa o para aliviar malestares y dolores.  Además, se  reduce el riesgo de tener problemas graves de salud, como diabetes, y enfermedades del corazón. Nos Enfermamos con menos frecuencia

 3ro.Mejora del estado de ánimo y disminuye el estrés

Cuando se duerme bien uno despierta sintiéndote más descansado y con mucho mejor humor. La ciencia confirma que la calidad del sueño diario y el estado de ánimo de una persona están estrechamente relacionados.  Puedes Llevarte mejor con los demás y. Tomar mejores decisiones

 4to. Mejor rendimiento físico

Un descanso adecuado permitirá que las neuronas del cerebro recuperen su energía para rendir al máximo, manteniendo los músculos y los sistemas de órganos sincronizados entre sí.

Por lo tanto, dormir lo suficiente con regularidad puede ayudar a mejorar lo siguiente:

La fuerza muscular

Los tiempos de reacción

Mantenerte en un peso saludable.

Enfermarte con menos frecuencia.

 

Recomendaciones para un buen  sueño creados por la World Sleep Society.

1. Establecer un horario regular para irse a dormir y despertarse.

2. Si tienes la costumbre de tomar siestas, no exceder los 45 minutos de sueño diurno.

3. Evitar la ingestión excesiva de alcohol 4 horas antes de acostarse, y no fumar.

4. Evitar la cafeína 6 horas antes de acostarse. Esto incluye café, té y muchos refrescos, así como chocolate.

5. Evitar los alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de acostarse es aceptable.

6. Hacer ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.

7. Usar ropa de cama cómoda y acogedora.

8. Encontrar una configuración de temperatura de sueño cómoda y mantener la habitación bien ventilada.

9. Bloquee todo el ruido que distrae y elimine la mayor cantidad de luz posible.

10. Reserve su cama para dormir y el sexo, evitando su uso para el trabajo o la recreación general.

11. Evite llevar preocupaciones a la cama.

12.Reducir el uso de redes sociales o pantallas antes de dormir y al despertar en la madrugada

 

Ps. Rocxana Croce.


sábado, 19 de noviembre de 2022

El Ghosting


 Quizás te ha pasado alguna vez que conoces a alguien, intercambias números de teléfono, tienes varias citas, empiezas una relación, todo parece ir bien…. y de repente un día te deja en visto, no lee tus mensajes, te bloquea del WhatsApp, deja de seguirte en el Instagram, te elimina del Facebook…, se esfuma de repente, sin dejar rastro…. Te deja.


Ghosting, es una palabra que se traduciría como "hacerse el fantasma”, es cuando una persona se va, literal  como un fantasma de tu vida, sin ninguna explicación.

El ghosting es una práctica que puede generar una gran angustia en la persona, sintiéndose ignorada y, en ocasiones, despreciada.

Con la rapidez de empezar una relación por las redes en estos tiempos, también hay rapidez para acabarla

El ghosting es el resultado de la inmediatez, del anonimato de las redes sociales,

es algo a lo que cada vez más personas deben hacer frente.


Hay consecuencias que el ghosting tiene tanto para quien lo sufre como para quien lo practica.

1ro La autoestima se ve dañada y tiene que atravesar un periodo de duelo que conlleva el fin de una relación, sin tener todas las respuestas sobre los motivos de la ruptura.

2do Experimentar un sentimiento de culpa, donde surgen remordimientos por haber dejado a alguien de esta manera.

3ro Quien practica el ghosting según los expertos, tiene miedo al conflicto, evita a toda costa los enfrentamientos, incluyendo el tener que decirle a alguien de frente, que ya no desea continuar la  relación.

Sherry Turkle, psicóloga y profesora del Instituto Tecnológico de Massachusetts, aseguró que en estos tiempos  nuestros dispositivos están redefiniendo las relaciones humanas. Y con las nuevas tecnologías nos hemos acostumbrado a desligarnos de la gente simplemente no respondiendo.

 Y eso empieza con los adolescentes, que crecen con la idea de que es posible que le envíen a alguien un mensaje de texto y que no reciban nada por respuesta.

Según Turkle, "eso tiene serias consecuencias, porque cuando nos tratan como si pudiéramos ser ignorados, empezamos a dudar  de nosotros mismos y al mismo tiempo tratamos a los demás como personas que no tienen sentimientos en este contexto, por lo que empieza a disminuir la empatía”.

La psicoterapeuta estadounidense Elisabeth J. La Motte cree que para mucha gente hoy en día el decir adiós o acabar con una relación es incómodo y "lo evitamos “.

Las personas invierten mucho tiempo socializando a través de las nuevas tecnologías, compartiendo la vida privada en las redes sociales y cada vez se experimenta incomodidad con el contacto interpersonal".

Según LaMotte, "cuando se analiza la psicología de los que practican el ghosting, en algunos casos se observa que han sido heridos por personas que consideran más importantes que ellos mismos y que han sufrido rupturas de relaciones que no han procesado correctamente". Incluso en ocasiones no son conscientes del daño que causan”, afirma LaMotte.

Para la persona víctima del ghosting, puede ser una experiencia muy dolorosa. El rechazo causa dolor. Y el ghosting es un rechazo que hace que el proceso de duelo de la ruptura se alargue".

Según LaMotte, "al principio la gente pasa por un proceso de negación y busca excusas para explicar la situación, como que la otra persona ha perdido el teléfono o ha tenido una emergencia". Y cuando son conscientes de la realidad, tienen que hacer frente al dolor de saber que el otro no se tomó la molestia de dignificar la relación y decir adiós".

LaMotte cree que, a veces, el final de una relación es el momento más importante, ya que "es una oportunidad para el crecimiento emocional".

Si alguien ha sufrido varias experiencias de ghosting, examine sus elecciones de pareja, ya que considera que hay que respetarse a uno mismo y no caer una y otra vez en el mismo patrón.

Maya Borgueta, psicóloga de la organización californiana Lantern, sostiene que el ghosting "está relacionado con el querer evitar el conflicto". Se quiere evitar el sentirse incómodo  ante, por ejemplo, el enfado o el llanto de la pareja al decirle que ya no desea continuar en la relación"

No hay duda de que la tecnología y el tipo de comunicación impersonal a la que estamos acostumbrados a través de internet o de las aplicaciones móviles, han hecho que sea más común esta práctica.

Realmente puede llegar a ser muy doloroso, te das cuenta de que esa persona no se está comunicando contigo y continúa con su vida como si no pasara nada. Por tanto, el proceso de duelo será más complicado e incluso puede reforzar las inseguridades que uno tiene y puede afectar relaciones futuras.

También puede tener efectos psicológicos negativos en la persona que lo practica, como un sentimiento de culpa y vergüenza, sintiendo que no puede manejar los momentos difíciles de una relación.


Algunas recomendaciones para superar el ghosting:

1. La Aceptación, afronta que la otra persona ha decidido desaparecer de tu vida por la razón que sea. Aceptar que eso ha ocurrido es incluso más importante que saber por qué lo ha hecho. A pesar de que el ghosting puede hacernos mucho daño emocional, es vital no permitir que ello nos duela más de lo necesario en nuestra autoestima.

2. Permítete sentir, es completamente lógico sentir tristeza. Tómate el tiempo que necesites para llorar o afrontar tus sentimientos frente a la pérdida. Permítete sentir el dolor, la decepción, la vergüenza o lo que sea que estés sintiendo en ese momento.

3. Cuéntaselo a alguien de confianza. Los estudios han demostrado que poner palabras a los pensamientos, es decir, hablar, nos ayuda a procesar experiencias dolorosas.

4. No te cuestiones, no te culpes. No hay nada malo en ti. La realidad es que en la mayoría de los casos ignorar a alguien es una manera de no afrontar los sentimientos y emociones de una persona.

5.Ten en cuenta que su actitud y comportamiento hablan más de esa persona que de ti.

6. No contactes, no necesitas ninguna explicación para pasar página: la aceptación lo es todo. Intentar contactar con la persona para buscar una explicación es muy probable que no sirva de nada.

7. Cuídate, practica  el autocuidado. recuerda que eres lo más importante. Apuesta por buenos hábitos en alimentación, deporte, sueño… que reducen la producción de cortisol, la hormona del estrés.

8. Pide ayuda. Por último, si crees que este rechazo te ha afectado más de lo que desearías, siempre puedes contar con la ayuda de un profesional de la salud mental.

 

Ps. Rocxana Croce P.

domingo, 13 de noviembre de 2022

Personas Altamente Sensibles (PAS)



“Un profesor de meditación me contó una vez la historia de un hombre que no quería tener nada que ver con el estrés de la vida, por lo que se retiró a una cueva para meditar día y noche para el resto de su vida. No llevaba ni un día en su cueva cuando terminó saliendo llevado por la angustia. Estaba desesperado por el sonido del goteo de agua en su cueva. La moraleja es que, al menos hasta cierto punto, las tensiones siempre estarán ahí”.

-Elaine Aron.

 Una persona altamente sensible, cuya sigla es PAS, es alguien que tiene una mayor o más profunda sensibilidad del sistema nervioso central a los estímulos físicos, emocionales o sociales. Algunos se refieren a esto como tener sensibilidad de procesamiento sensorial.

Ser una persona con Alta Sensibilidad no es ningún trastorno, ni enfermedad, ni anomalía de la persona.

Sentir intensamente no es un síntoma de debilidad. Pero muchas personas altamente sensibles se sienten incomprendidos y diferentes, y por lo general no saben por qué. Y es Simplemente no se dan cuenta de que tienen un rasgo de la personalidad que implica una mayor capacidad de percepción y respuesta a las influencias del entorno, tanto positivas como negativas.

No es algo que tienes, es algo que eres. Es un rasgo de la personalidad.

El término científico para ello es el de: Sensibilidad de Procesamiento Sensorial SPS, acuñado y desarrollado por La Dra. Elaine Aron, psicoterapeuta e investigadora, que estima que entre el 15 y el 20% de las personas tienen sistemas nerviosos que procesan los estímulos intensamente.

Es un rasgo biológico e innato de la personalidad de un individuo., sin encontrar diferencias significativas entre hombres y mujeres y conlleva tanto fortalezas como desafíos para la persona que lo posee.

Los últimos estudios sobre el cerebro señalan que el hemisferio derecho de las personas con alta sensibilidad, es más activo y justamente Es la zona relacionada con las emociones, los sentimientos y la creatividad. Dentro de ella, el área frontal y la amígdala están en un estado de alerta superior al de la media. Estas estructuras se iluminan más en las pruebas de resonancia magnética.

 

La doctora Elaine Aron describió cuatro pilares de las personas altamente sensibles como aspectos esenciales:

1ro- La inclinación a reflexionar de manera profunda sobre la información recibida, referido a la tendencia a dar vueltas a los mismos pensamientos y a llevar a cabo un análisis profundo de éstos. Evalúa y compara escenas pasadas y presentes para decidir la acción antes de ejecutarla. “pensar y luego actuar”.

2do- La tendencia a sobre estimularse o de saturarse. Esto por el exceso de información y el procesamiento profundo de ésta. 

3ro- Una fuerte emocionalidad ligada a una gran capacidad empática. Donde La persona Manifiesta una gran intensidad emocional en cada una de las emociones. Tiene mayor capacidad de empatía y presentan más actividad en las zonas del cerebro donde se ubican las neuronas espejo. 

4to- Una elevada sensibilidad sensorial especialmente en cuanto a “sutilezas”, a través de los sentidos como los olores, sabores, texturas e incluso en el plano visual y de procesamiento, suelen percatarse de pequeños detalles no percibidos por el resto de personas.

Es decir, las personas PAS viven las experiencias de forma diferente a las personas que no lo son, la intensidad en ellos es diferente.

 

Algunas de sus características son:

Se trata de personas muy empáticas, con una gran capacidad para saber lo que están sintiendo los demás.

Poseen gran capacidad sensorial, en cualquiera de los cinco sentidos de una forma muy profunda.

Tienen una gran capacidad de entrega y de búsqueda de soluciones a los problemas, tanto propios como ajenos, se preocupan de su vida, de la de los demás y de problemas como el hambre en el mundo, la violencia, etc.

Tienen la cualidad de percibir los sentimientos y las reacciones de los otros. Son muy intuitivas.

Además, son personas solidarias, les gusta ayudar, sentirse útiles.

También necesitan momentos para estar solos ya que Habitualmente están sobreexpuestos a lo largo del día y el equilibrio lo encuentran en la soledad, les devuelve la calma, la paz, pueden pensar sin que nada les perturbe.

Los PAS son personas creativas.

 

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA PERSONA ALTAMENTE SENSIBLE?

No hay que hacer nada diferente, simplemente tener en cuenta este rasgo tan característico en él o en ella.

Y es que la persona con alta sensibilidad puede disfrutar de una vida más plena y rica sin ninguna dificultad y en todos los ámbitos de su vida, que le permitirá entender y crecer personalmente en un entorno que difiere mucho de su alta sensibilidad y aportando un gran valor a la sociedad.

Está claro que ser una persona altamente sensible no es sencillo, especialmente si creces en un entorno hostil, que te hace sentir incomprendido o como si fueras un “bicho raro o débil”.

Pero las personas altamente sensibles también tienen una forma única de vivir y experimentar la vida que puede ser preciosa, cuando se aceptan y se rodean de personas que no les juzgan por cómo son.

 

Aquí dejamos algunos consejos prácticos para personas altamente sensibles:

1-Interioriza la sensibilidad como un rasgo más de tu personalidad.

2-Trabaja el autoconocimiento y la autorregulación emocional que te ayudará a controlar tus reacciones a estímulos y a evitar la saturación sensorial.

3-Practica mindfulness porque la meditación fomenta la introspección y desarrolla la resiliencia.

4-No te juzgues por como eres, no hay nada de malo en ser una persona altamente sensible. Y es que a menudo uno termina siendo su mayor crítico.  Es importante  controlar la crítica interna, esencial para la autocomprensión. 

5-Rodéate de personas que te aprecien y te valoren, con las que estés a gusto y sientas que puedes hablar de los temas que te interesan.

6-Busca formas de expresarte a través del arte, la fotografía o la música, etc.

7-Practica hábitos saludables, que nutran las diferentes áreas de tu vida como dormir más, tener tiempo contigo mismo, el contacto con la naturaleza. 

8-Solicita ayuda profesional con un terapeuta si crees que lo necesitas. Acudir al psicólogo no te hace más débil……es justo todo lo contrario!

 

Por último: Nunca te avergüences de ser tú mismo o tu misma y expresarte a través de tus emociones.

 

Ps. Rocxana Croce P.


 

domingo, 30 de octubre de 2022

Las mujeres que aman demasiado

– ¿Por qué tantas mujeres se obsesionan con el hombre equivocado, indiferente, adicto al trabajo, al alcohol, a otras mujeres que no les corresponden en el amor?
– ¿Por qué descuidan sus intereses para estar siempre disponibles para él?
– ¿Por qué se sienten vacías sin él, a pesar de que estar a su lado pueda resultar un tormento?

Robin Norwood

Tocamos este tema inspirado en el reconocido libro de autoayuda titulado “Las mujeres que aman demasiado” de Robin Norwood, psicoterapeuta estadounidense especializada en terapia de pareja y de familia, y que trabaja en el campo de la adicción, además es autora de varios libros.   Robin Norwood en este libro analiza las relaciones de mujeres con infancias claramente traumáticas, con padres maltratadores de distintas maneras, y que llegando a la juventud y edad adulta acaban aferrándose a relaciones cuya base es muy similar a la que tuvieron con sus padres, y con las que intentan, desesperadamente, conseguir otro final (el de ser vistas y amadas), fracasando de manera reiterada en el intento, perpetuando así la idea de no ser dignas de amor.

En varias ocasiones dentro de la consulta, escucho relatos de mujeres que, en sus relaciones de pareja, se entregan en demasía, incluso perdiendo su propia individualidad, es decir, renunciando a ellas mismas. Tienen la idea que eso es lo necesario para que la relación funcione.

Estas son relaciones de codependencia que dañan la  autoestima, porque la persona se deja de lado, y centra su mundo en el de su compañero y se olvida de sus propias y justas necesidades, deseos y objetivos personales.   A  la larga, experimentan un desgaste físico y emocional, la relación se va  deteriorando y que incluso muchas veces  termina.

Es ahí que se produce un vacío y dolor y algunas personas equivocadamente, como forma de evitar ese dolor, se involucran inmediatamente en otra relación, repitiéndose el circulo tóxico de relación de dependencia.

Construir relaciones afectivas sanas es complicado cuando no se es capaz de  amarse uno mismo y validarse como persona, porque depende de otra, desarrollándose una relación inadecuada.

Al perder nuestro propio eje, en ese afán de entrega a la pareja, dejamos de ser quienes somos, perdemos nuestra esencia.

En el proceso terapéutico de una persona que ama de manera disfuncional, se busca reconocer, comprender y pasar de amar demasiado a alguien que provoca dolor, a amar lo suficiente como para detener ese dolor.

La terapia necesita permite dar los pasos necesarios para librarse del amor tóxico y construir una relación sana, y al hacerlo aportar la esperanza necesaria para encontrar la felicidad.

Veamos algunas características de las mujeres que aman demasiado:

1. Por lo general son mujeres que vienen de hogares disfuncionales, donde hubo carencia de muestras de cariño en su casa. Así, la mujer que ama demasiado buscará (inconscientemente) una pareja que tampoco será cariñosa con ella.

2. tienen la creencia que el sufrimiento forma parte de estar enamorada.

3. tratan de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha, proporcionando afecto, en especial a hombres que parecen, de alguna manera, necesitados.  

 4.  Se enamoran de una idea, es decir idealizan a la pareja, se enamoran de lo que podría ser, y no de lo que es.

5. Hacen cualquier cosa para evitar el abandono.

6. Siempre están a la expectativa de que su pareja cambie, y dispuestas a esperar, a conserva esperanzas y esforzarse más para complacer.

7. Frecuentemente disculpan o justifican el mal carácter y las actitudes negativas de su pareja.

8. Su amor propio, su autoestima es baja.

9. Necesita con desesperación controlar a la pareja debido a la poca seguridad que experimentó en la niñez.

10. Hay una probable  predisposición emocional  a algún tipo de adicción: a las drogas, al alcohol y/o ciertas comidas, en particular los dulces.

11.Al verse atraídas por hombres que tienen problemas, se involucran en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, y se posterga a sí  misma.

12. Existe la tendencia a los episodios depresivos, los cuales trata de prevenir por medio de la excitación que le proporciona una relación inestable.

13.Se involucran en relaciones que afectan su integridad física y emocional.

Algunas recomendaciones basadas en el libro de Robin Norwood:

Primero: Buscar ayuda. Y antes de tener el valor de buscar ayuda, lo más importante es reconocer y aceptar que tú formas parte del problema. Y si formas parte del problema también eres parte de la solución. Este es el primer paso para tu recuperación. La ayuda puede buscarse a través de libros de autoayuda, grupos de apoyo o psicoterapia.

Segundo: Es necesario Buscar nuevos círculos sociales. Hacer nuevas amistades y acercarte a personas que aporten valor a tu vida para tu cambio y crecimiento personal.

Tercero: Urge realizar cambios, romper patrones y deshacer creencias. No es tarea sencilla, se requiere de voluntad y valor. Sin embargo, la recompensa será de largo plazo.

                           Definitivamente amar más, no significa amar mejor.

Ps. Rocxana Croce.

 

domingo, 16 de octubre de 2022

¡CUANDO NO, ES NO!

 

Cuando te encuentras en una situación incómoda, en la que te cuesta, o no puedes  decir NO ¿Cuál es la preocupación que ocupa tu pensamiento, qué es lo que pasa por tu cabeza? Quizás ¿qué va a pensar la otra persona, ¿cómo va a reaccionar, o qué va a decirme…? ¿O realmente es lo que quieres y opinas tú?

 

Decir NO puede parecer fácil, sin embargo, es una de las dificultades que más encontramos como motivo de consulta, siendo el origen de  algunos problemas, porque  al no saber negarse a los pedidos o deseos de otros, las personas terminan haciendo cosas que no desean, postergando sus necesidades en función de las ajenas.

Aprender a decir no, está muy relacionado con la asertividad, que consiste en el derecho a decir no, a expresar nuestra  propia opinión, a cambiar de idea, a no dar explicaciones si no lo deseamos.

La clave es hacerlo de un modo directo, respetuoso, amable, sereno, claro, sin rodeos…, pero siempre, defendiendo nuestros derechos.

Cuando somos asertivos entendemos que los derechos de los demás están a la misma altura que los nuestros

Para ello, es importante entrenarnos y desarrollar esta necesaria habilidad, estando los   psicólogos y psicólogas, para darte ese soporte, guía y esa ayuda. Por ejemplo: 

 

·        Al Decir que no: “No me apetece ir al cine hoy”, “Lo siento, pero no me gusta dejar el auto a otras personas”.

·        Al Expresar sentimientos negativos: “Me duele cuando te comportas así”, “Me siento decepcionada”.

·        Al Admitir críticas: “Háblame más de eso que dije y  te ha molestado”.

·        Al Pedir un cambio comportamental: “Me gustaría que cuando te diga mis sentimientos me miraras a los ojos, para sentir que estás escuchándome”.

·        Al Expresar opiniones diferentes: “Es que yo no creo que exista una verdad absoluta”.

Pero ¿por qué nos cuesta decir NO?

- La primera causa por la que nos puede costar decir no es por miedo al rechazo.  Quizás por el temor a que los demás piensen algo malo de nosotros.

Por ejemplo, podemos pensar que  nos mostramos insensibles o egoístas si decimos que no ante una petición de los demás.

- Otro motivo sería por los estilos de conducta que hemos ido aprendiendo y que nos llevan en algunos casos a pensar que, rechazar deseos o decir no, puede expresar falta de consideración, mala educación o incluso crueldad.

- Otra causa sería el no saber cómo hacerlo. Porque No sólo es cuestión de decir no, sino de expresarlo con naturalidad, con empatía sin generar enfrentamiento o agresividad. Muchas veces no decimos no, sencillamente, porque no tenemos las habilidades suficientes.

- También las malas experiencias en el pasado constituyen otro  motivo. Nos cuesta más decir no porque hemos tenido experiencias negativas, y esto ha creado un hábito de una  respuesta evitativa.

- Y en general, el motivo fundamental sería evitar emociones displacenteras que surgen cuando estoy diciendo que no.  Cuando pongo un límite me siento preocupado, nervioso, angustiado… y simplemente, a veces queremos “escapar” de esas sensaciones y decidimos que es más fácil evitar decir no.

 

Existen ciertas señales o indicios, que nos pueden indicar  que tenemos ciertas dificultades para decir no.

1-  Cuando tenemos la tendencia a justificarnos en exceso. Cuando nos decimos: “En realidad me da igual”. “Tampoco es tan importante”. Nos acostumbramos a soportar el malestar como un “mal menor”.

2-  Otra señal sería sentirnos enfadados o decepcionados por no habernos expresado como realmente queríamos. O, a pesar de haber dicho que no, sentirnos culpables.

¿Veamos qué efectos o consecuencias tiene no decir no?

No decir no, es una acción que no es neutra, es decir, tiene consecuencias, nos afecta.

Debemos entender que decir no es un acto legítimo, que hace que expresemos nuestra autonomía e independencia, nuestra capacidad para tomar decisiones, para reafirmarnos y expresar nuestras propias convicciones.

El no hacerlo y convertirlo, a fuerza de repetición, en nuestro estilo de conducta, evitativo, tiene como principal consecuencia, prácticamente, perder la percepción de control sobre nuestra vida.  No ser nosotros mismos.  Sentirnos como indefensos…y  que son los demás los que manejan nuestra vida nuestras decisiones, nuestras opiniones y nuestras respuestas.

Muchas personas que vienen a consulta por dificultades emocionales como falta de autoestima, miedos, preocupaciones, fracaso, enfado y que también muestran problemas físicos como dolores de cabeza, de estómago, ansiedad, somatizaciones…, al analizar estas causas, observamos que con mucha frecuencia el no saber decir no puede ser una de las dificultades relevantes en estas problemáticas.

Detectarlo permite dar con una solución eficaz, aprendiendo y entrenando esta habilidad, nos  permite poder controlar la propia vida. Y esta percepción de control es muy gratificante cuando se adquiere.

Además, se desarrolla la autoconfianza, seguridad, en suma: la autoestima.

También las personas que se  entrenan en esta habilidad, lo que observan es que sienten respeto e incluso admiración a sí mismos por el hecho de ser asertivos en determinados momentos o situaciones sociales, porque si solo deseamos agradar a los demás, dejamos de ser nosotros mismos y de vivir nuestra propia vida.

       –  Si aprendemos a decir «no», no significa que los demás nos van a dejar de querer. Porque  Si una persona realmente nos quiere, comprenderá que nuestras decisiones y deseos también son importantes.

 

¿Qué claves o estrategias pueden ayudarnos en esta dificultad para decir no?

En primer lugar, hay que ser conscientes de que es una habilidad que se entrena, es una destreza que se adquiere, se aprende, no es algo innato, con lo que nacemos.

A veces la idea de pensar que soy así y no puedo cambiar, es una idea que nos bloquea y nos impide ser asertivos o decir no. Esta es una idea que hay que desterrar, porque no es cierta.

En segundo lugar, no se trata sólo del hecho de decir no, sino de hacerlo del modo adecuado. cómo lo digo.  Por supuesto, sin  generar, incomodidad o malestar o violencia en los demás y es  clave  saber regularnos emocionalmente, gestionar toda la parte emocional que está interviniendo en este proceso de asertividad.

Y además Porque hay emociones que brotan cuando quiero ser asertivo o poner un límite al  decir un NO.  Surgen emociones como la culpa, el miedo, etc., y el cómo regulemos estas emociones va a determinar cómo va ser nuestra respuesta asertiva.

 

¿Cuál sería la mejor forma de decir no?

Es importante expresarnos con empatía, sin manipulación, pero con claridad y sin agresividad. Y esto requiere de técnica, y hay que entrenarla.

 Una de las técnicas con las que se suele trabajar sería la Técnica del Sándwich. Esta técnica es muy extendida, y consiste en expresar un mensaje negativo, pero empezar por una idea positiva que empatice con la otra persona. De manera que mantenemos firme el mensaje de negativa, pero lo incluimos en un “sándwich” de empatía y de asertividad, que hace que ese mensaje sea recogido de una manera más adecuada por el receptor.

Por ultimo, señalar que Saber decir NO a tiempo es importante. Porque nos permite ser los dueños de nuestra vida, poner límites y no ceder a manipulaciones ni chantajes.  

Ps. Rocxana Croce.


El dormir

  La cantidad de sueño requerida por la persona promedio es cinco minutos más” Wilson Mizner   ¿Qué tan importante es dormir? Dormir e...