lunes, 25 de noviembre de 2019

Y es aquí donde nos damos cuenta que no todos nacimos para lo mismo

El talento no es un don celestial, sino el fruto del desarrollo sistemático de unas cualidades especiales. José María Rodero

Es probable que las personas tengamos más de una habilidad o capacidad, pero identificarlos y reconocerlos es el punto de partida para su desarrollo significativo.

Unos son buenos para lo numérico, otros en la redacción y comunicación, no faltan aquellos que se despliegan con soltura en rubro del arte y así con otras capacidades.

Las personas poseen en general algún talento, habilidad o destreza, sin embargo algunos son incapaces de reconocer los mismos u otras capacidades y no logran sentirse plenamente realizados.

En necesario indicar  que cada persona desarrolla diferentes capacidades, en diferentes grados y puede desplegar un talento que hace bien y disfrutar de ello como pasión.

La importancia a lo largo de la vida de descubrir, y valorar las distintas inteligencias evita a la larga las frustraciones.

El desarrollo de estas capacidades, el potenciarlas tiene que ver con la estimulación, con la practica o entrenamiento  consciente, con un buen entorno que permita desarrollar las habilidades.

Y como en todo en la vida,  se requiere de una buena dosis de esfuerzo, perseverancia y actitud positiva.

Ps. Rocxana Croce

De puño y letra

Hace un año atrás recibí éste mensaje, conmovedor por cierto, de un apreciado amigo, resulta significativo en éstos tiempos donde...