martes, 1 de mayo de 2018

CUANDO 'NO ES NO'


"No pido a los hombres que alcen la voz a favor de los derechos de la mujer, estoy enfocada en que las mujeres sean independientes y luchen por sus derechos ellas mismas". Malala Yousafzai.
Ps. Rocxana Croce P.

Las altas cifras de feminicidios, violaciones y en general la violencia contra las mujeres, revelan un problema, una tara, que atañe no solo de las feminas sino también a toda la sociedad.

Y es que ésto viene de un aprendizaje generacional donde  las mujeres fueron enseñadas a ser sumisas, a agachar la cabeza, a bajar la voz, a no saber decir NO cuando no se desea ni se quiere.

Desde situaciones de violencia sexual, frases cargadas con altos contenidos obscenos, tocamientos, miradas fuertes, humillaciones, desprecios, etc. generan una personalidad con una baja autoestima, inseguridad personal y escasa confianza en si misma.

La cultura patriarcal,  donde se priva a las mujeres de sus derechos, que fomenta la desigual, apoyada en un machismo anclado fuertemente, tanto que los hombres sienten que las mujeres llegan a ser de su posesión, el objeto de sus deseos y que están destinadas a complacerlos en sus instintos y pasiones,  sin importar su universo de emociones y afectos, que simplemente por el hecho de ser mujer, deben ser complaciente y de fácil abordaje. Y si ella reclama, inmediatamente es coartada, silenciada, incluso destruida.

Lamentablemente no siempre las mujeres podemos felicitarnos por contar con nosotras mismas, nuestras propias defensas muchas veces son un flanco que es traspasado con suma facilidad, incluso sutilmente por algunos varones.

Pero se van dando muestras de una reacción femenina altamente esperanzadora, hay movimientos en masa, grupos de mujeres que empiezan a mostrar la cara con la frente en alto, porque el miedo va dando paso al  empoderamiento para denunciar, para enfrentar y para revelarse ante las desigualdades e injusticias, muchas veces a costa incluso de la propia vida.

Hace falta dotar de autoestima a las mujeres desde pequeñas, desde el hogar, cultivar la capacidad para decir NO con seguridad y autonomía.

Los padres de familia tienen la importante misión  de formar hijos en una cultura de igualdad y respeto, donde se aprenda a valorar a la mujer desde el hogar, a respetarla y amarla en todas sus dimensiones.

LA FUERZA DE UN CUMPLIDO

"A menudo subestimamos el poder de una caricia, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido honesto o el acto m...