lunes, 28 de diciembre de 2015

PENSAMIENTOS RECURRENTES

Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección.
Francis Picabia  (1879-1953) Pintor francés.

Ps. Rocxana Croce P.
Algunas personas tienen la idea equivocada de que por pensar varias veces algo es más probable de que suceda, e incluso se sienten responsables por lo que pueda pasar, sobre todo cuando es algo peligroso o indeseado. 
Muchas veces el efecto es contrario, cuando tratamos de no pensar en ello, sucede que aumentan en intensidad, es como un círculo vicioso con sufrimiento en la salud y la calidad de vida porque incomoda, mortifica y no permite la tranquilidad.
Resulta pertinente en primer lugar dejar de combatir estos pensamientos intrusos, con una buena asesoría profesional que guíe el manejo y control de los mismos. 
Pero podemos indicar algunas recomendaciones que se pueden empezar a desarrollar con el fin de aminorar y eliminar a futuro dicho malestar. 
- Aceptar que se esta teniendo un pensamiento incomodo
- Identificar ese pensamiento que no es favorable ni saludable, por tanto lo clasifico como negativo
- Escribo ese pensamiento en un papel e incluso en la pantalla de la computadora, de ese modo hago que pierda su fuerza al trasladarlo de mi cabeza a un papel por ejemplo y ello me permite ordenarlo e ir analizándolo
- Empiezo a prevenir que aparezcan o trato de  controlarlo en intensidad y frecuencia de su aparición
- De ser necesario acudo al especialista para un programa de tratamiento eficaz, fundamentalmente de corte Cognitivo Conductual que va demostrando eficacia en éstos casos, sobre todo en situaciones de T.O.C. 
 Esto nos da la posibilidad de aliviar el malestar y vivir mejor, con más libertad.