viernes, 13 de junio de 2014

PENSAMIENTOS INTRUSOS

“En la serenidad emerge lo maravilloso,
en la luz se olvida todo afán.”
Mò zhào míng
Eliminar los pensamientos indeseados que incluso pueden llegar a generar ansiedad es posible y no resulta tan difícil como se podría pensar, en realidad basta un poco de entrenamiento. 

La idea es poner mucha intención y más voluntad de lo que se cree para detener los pensamientos intrusos. 
Un punto práctico es dejar de conversar con nosotros mismos respecto a esos pensamientos que nos incomodan.  Es necesario aprender a dejar de tener un dialogo interno a través  de interminables preguntas (a veces innecesarias), respuestas reelaboradas y cuestionamientos.
Más bien en determinado momento es importante hacer una REFLEXIÓN acerca de lo que se piensa e ir deteniendo ese diálogo interior.
Imaginar que nuestro pensamiento es otra persona que nos está buscando, que está tratando de capturar nuestra atención, entonces es momento de no ceder, poner un ALTO.

Estos pensamientos rondan nuestra cabeza con peculiar incidencia y por lo general están centrados en el pasado o el futuro, pero es menos frecuente que nos obsesionamos con algo que está ocurriendo en el presente. Entonces es adecuado focalizarnos en el PRESENTE, el aquí, el ahora.  
Indudablemente no es una tarea sencilla, pero al ser conscientes de lo que nos sucede, es que debemos actuar sobre los mismos.

Podemos también  concentrarnos en nuestros SENTIDOS, dándoles mas atención,  por ejemplo disfrutar de un baño al sentir el agua correr por nuestra piel; escuchar música relajante; disponernos cómodamente a leer un libro o tomar un café; etc.

El aburrimiento a veces predispone a la presencia de éstos pensamientos, se trata entonces de ocuparnos en algo motivante.

AUTOCONTROL: Primero buscar el origen de estos pensamientos a través del autoconocimiento, ser observadores de nosotros mismos y segundo es ir desechando aquello que  carece de importancia, incluso que no es verdadero, tampoco útil y menos necesario. 

Poco a poco lograremos detener éstos pensamientos intrusos  y manejarlos.

R.C.