sábado, 21 de enero de 2012

Las “vacaciones útiles”


Las “vacaciones útiles” tiene varios significados.

Por un lado esta el hecho del disfrute con el simple hecho del juego o pasatiempos, con actividades de por sí placenteras como jugar con la arena, salir a pasear, conversar con los amigos, montar bicicleta, armar bloques o construcciones o simplemente jugar con la tierra. Eso es una forma natural de comportarse y es útil pues contribuye al desarrollo humano. Disfrutar y darse permiso para disfrutar.

Esta posición de ningún modo se contradice con la posibilidad de que para complementar y enriquecer su formación integral, asistan a las actividades educativas que se ofrecen en diversas instituciones como son los "talleres de verano".

Lo recomendable es que se valoren actividades distintas a las de la currícula escolar y permitan que sus hijos opten libremente por aquellas que guardan relación con sus aptitudes y preferencias (teatro. dibujo, natación, oratoria, respostería, robótica...) y procuren que el tiempo asignado a éstas no supere 03 días a la semana ni 04 horas diarias y por supuesto, comprueben que sean placenteras para que los chicos y chicas se relajen y liberen el estrés acumulado durante todo el año escolar.

 Ofertas hay múltiples, solo hay que saber escoger.

R.C.

LA FUERZA DE UN CUMPLIDO

"A menudo subestimamos el poder de una caricia, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido honesto o el acto m...