martes, 2 de agosto de 2011

Problemas de sueño en los niños


La falta de sueño afecta la actividad cerebral, modificando el nivel de memoria, lenguaje y el proceso de solución de problemas. La excesiva pérdida de sueño, contínua o fragmentada, es acumulativa trayendo como resultado problemas durante el día.
Algunas consecuencias de los problemas de sueño en los niños pueden ser:
Afecta el estado de ánimo.
Falta de atención y concentración.
Irritabilidad y ataques de ira.
Intranquilidad.
Impulsividad.
Efectos negativos en la secresión de la hormona del crecimiento.
Debilitación del sistema inmunológico.
Bajo rendimiento escolar.
Para contrarrestar todo esto podemos:
Desarrollar hábitos de sueño, fijar una hora determinada para dormir
y media hora antes dejar un lapso de tranquilidad.
Evitar el consumo de cafeína, gaseosas, carnes, quesos, chocolate y azúcar refinada.
Evitar que el niño tenga la televisión en su habitación o que se quede en cama viendo la misma.
Proporcionarle un ambiente cálido y confortable para dormir.