viernes, 13 de mayo de 2011

La onicofagia


La onicofagia es el mal hábito de morderse las uñas y es un acto casi involuntario, automático que resulta difícil dejarlo, sobre todo ante situaciones de nerviosismo o estrés.
Podemos decir que es una manera en que la ansiedad encuentra un canal para "calmarse" y disuade por momentos el factor desencadenante.

Se soluciona por lo general, con el paso de los años y se recomienda no preocuparse más de la cuenta.
Pero más allá de ser un problema estético, la onicofagia puede afectar a la salud como las posibles alteraciones en los dientes, mala oclusión, infecciones parasitarias intestinales.

Si es el caso de un niño, se debe tratar de que comprenda el problema e identifique los momentos más susceptibles: frente a una tarea nueva, cuando conoce a alguien o cuando le cuesta entender algo.
Hacerle consciente de estos momentos puede ayudarle a controlar mejor lo que siente.

Algunos tips:
  • Tener las manos ocupadas
  • Cuidar manos y uñas: hidratarlas, manicure
  • Ponerse recordatorios en las manos como alguna cinta o anillo o algo que las tape
  • Se aconseja tomarle una foto cuando estén crecidas o mejor de lo que estaban en un inicio y tenerla a la vista
  • Que personas cercanas y de confianza ayuden a recordar o detener la acción cuando se este por "caer" en el mal hábito
Y no olvidar que las manos tambièn hablan de cada uno de nosotros

LA FUERZA DE UN CUMPLIDO

"A menudo subestimamos el poder de una caricia, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido honesto o el acto m...