sábado, 3 de octubre de 2015

El mejor ansiolitico es el abrazo


.

Al calor del abrazo nos encontramos. Al calor del abrazo nos despedimos

Ps. Rocxana Croce P.

Los abrazos ayudan a disminuir los efectos nocivos del estrés y los síntomas de enfermedades leves, así lo afirma un estudio publicado por la revista 'Psychological Science' y liderado por el profesor Sheldon Cohen.

El contacto físico acogedor es importantísimo para sentirnos bien, para acceder al interior de cada uno y derribar las murallas de autosuficiencia o indiferencia que a veces utilizamos.

Los abrazos se emplean para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad. Provocan alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado. 

Cuando nos abrazamos nuestro cerebro responde segregando la hormona oxitocina, conocida por algunos como la “molécula del amor” o “la molécula afrodisíaca”. Es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.

Y no solamente actúa la oxitocina cuando nos abrazamos, sino que también se activa en el cerebro la liberación de serotonina (reduce la agresividad) y dopamina (mejora el humor), gracias a que experimentamos una agradable sensación de bienestar, armonía y plenitud en el momento del abrazo.


Abraza a tus seres queridos y transmite con ese gesto tus mejores deseos hacia ellos. Hazle saber todo eso, sin palabras. Solo con los dos cuerpos juntos, con la transmisión de sentimientos y energías, en directo, sin pensamientos, sin palabras. De corazón a corazón. Con la fuerza de nuestras entrañas.


Un abrazo cálido, sin palabras, sin prisas, es altamente sanador.


Beneficios:

•Sentimos protección.
•Ayudan a aumentar la confianza.
•Nos ayudan a recuperarnos pronto.
•Potencian la autoestima.
•Facilitan el entrenamiento en la empatía.
•Facilitan los desbloqueos físicos y emocionales.
•Nos permite integrarnos en cuerpo, mente y emociones.
•Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
•Estimulan la gratitud.
•Despiertan la creatividad.
•Conectan con la intuición.
•Favorecen el entrenamiento de respuestas asertivas.
•Potencia el optimismo y el buen humor.
•Ahuyenta la soledad.
•Favorecen la expresión emocional.
•Alivian el estrés, la tensión y la angustia.